Make your own free website on Tripod.com
LOS INVASORES
DE NUEVO LEÓN

En la ciudad de Monterrey, donde la música del acordeón es
inseparable de la tradición, surgió en 1978 un grupo, que con su
música buscaba la oportunidad de darse a conocer, fue así que
pidieron la ayuda de una estación de radio, la XETKR, para que
fuera el público quienes les pusiera el nombre, la promoción se lanzó...
se buscaba nombre para un grupo "fantasma" y el ganador tendría una
serenata con esa agrupación, así iniciaron LOS INVASORES DE
NUEVO LEON.

Sin embargo fue hasta 1980 que empezaron profesionalmente en el
ambiente, hasta ese entonces sus escenarios fueron fiestas particulares
y, justamente, al estar en una boda en el municipio de Guadalupe, Nuevo
León, a su actual representante, Servando Cano, le gustó su música y les
brindó ayuda consiguiéndoles entrar a Discos DLV.

Su primer material discográfico los colocó desde entonces en la música
norteña, género que han defendido a lo largo de su 18 años de carrera.

El camino fue difícil en sus inicios, sólo su amor a la música los mantuvo
en la dura batalla... "en ese entonces lo único que buscas es quedar bien,
pero para empezar no teníamos equipo, no teníamos en que movernos,
aunque ahora esos son detalles que recuerdas con cariño", comenta orgulloso
Javier Rios, líder de la agrupación.

Corría el año de 1982 cuando por fin vieron los frutos de su trabajo, ya
que con su tema "Mi Casa Nueva", lograron el despunte que necesitaban
y por él recibieron su primer Disco de Oro. Ese año marcaría su primer gran
paso, de hecho para ese entonces ya tenían su primer equipo y ya tenían
presentaciones en Estados Unidos.

Las puertas estaban abiertas y "Mi Casa Nueva" les siguió dando éxitos
como "Aguanta Corazón", "Eslabón por Eslabón", "Que la dejen ir al baile
sola", "Qué valor de mujer", "Laurita Garza", "Me refiero a tí" y "Para tí
mi amor", entre muchas otras.

Es entonces cuando comprenden que el más valioso reconocimiento que
pueden recibir es, sin duda, el cariño de la gente.

El año de 1993 marca una nueva etapa en INVASORES pues se realizó un
cambio de vocalista, Lalo Mora decide dejar el grupo para lanzarse como
solista, hecho que definitivamente no afectó los intereses del grupo pues los
éxitos siguieron al integrarse Isaias Lucero, muestra de ello fue que
continuaron en los primeros lugares de popularidad con temas como
"Embriágame a mí", "Playa sola", "Enamorado de tí", "Me rindo", "Esta
noche tu vendrás" y "Mejor piénsalo bien".

Durante esa época la producción "Playa Sola" recibió un Disco de Oro
por más de 100 mil copias vendidas.

Para 1995 lanzaron a consideración del público su álbum número 27,
mismo que titularon "Jardín del Amor", con ese sabor norteño que s
iempre los ha distinguido.

En 1996 apareció "Corridos" su producción discográfica número 28
donde se incluyeron 12 corridos de la inspiración de compositores como
Reynaldo Martínez, José Luis Gárate, Carlos T. Salazar, Beto Quintanilla,
Juan Carlos Estrada, Javier Rios, Pepe Albarrán y Paulino Vargas, de este
material se desprendió como sencillo promocional "El Barón del
Golfo".

Javier Rios (acordeón y 2a. voz), Homero de León (bajo eléctrico) y
Eliud López (batería), se enfrentan a un nuevo reto, la salida de Isaias
Lucero y la integración de dos nuevos elementos, Rigoberto Marroquín
(bajo sexto) y Rolando Marroquín (primera voz), quienes desde el 23 de
mayo de 1997 se integraron al equipo de LOS INVASORES DE NUEVO
LEON.

"Nos la jugamos una vez más, con nuevo vocalista, esto sólo demuestra
que las bases del grupo son fuertes, por eso seguimos hacia adelante", fue
la expresión de Javier Rios ante este nuevo reto.

De que INVASORES DE NUEVO LEON son una agrupación netamente
norteña, no hay duda, porque sus actuales cinco elementos, Javier, Eliud,
Rolando y Rigo son originarios del Ejido La Conquista, ubicado en Los
Ramones, N.L., en tanto Homero pertenece a Hualahuises.

Con ese deseo de evolución que INVASORES tiene, lanza al mercado su
álbum número 29 en el que ofrecen ese aire de "frescura" sin perder su ya
tradicional estilo norteño.

Es así que en "Ventanas al Viento" quisieron dar un giro, que consiste en
agregarle a algunos temas un sonido diferente, pero sin perder lo que son,
con ello buscan conservar al público de siempre y hacer que la juventud se
acerque más a su música, de ahí que supieron combinar temas que van de
lo norteño, pasando por el bolero, la cumbia y lo ranchero concepto que les
funcionó bastante bien pues recibieron otro Disco de Oro.

Destacan en esta producción temas de la autoría de Conelio Reyna, quien les
dio la última canción que compuso y que además da título al álbum, así como
también de Paulino Vargas, Ramiro Leija, Javier Rios y Jorge Mascorro.

Algunos de los temas que ahí se incluyeron son: "Te quiero para mí", que se
desprendió como sencillo promocional, "A tí", "Nada de tí" y "Ventanas al
viento".

Un acierto más en 17 años de carrera fue la grabación del disco "Vuelvo
Contigo" donde sin duda alguna el tema " A mí que me quedó" logró un éxito
inesperado, ya que permaneció en primer lugar de popularidad en las
estaciones de radio de Monterrey, N.L., durante cinco meses consecutivos
y fue catalogado como canción del año.

El tema de la autoría de Marco A. Pérez los ha llevado a obtener Doble
Disco de Oro y Disco de Platino en México y Disco de Oro en Estados
Unidos, también en el 98 recibieron una presea de la revista grupera "Furia
Musical" por ser considerados "El Suceso Musical Norteño".

Otros de los temas que se desprenden de este disco son "Vuelvo contigo",
"Mentiras" y "El puente roto".

En la cumbre del éxito Invasores de Nuevo León lanza al mercado su disco
"Leyendas", el cual contiene puros corridos.

Al tiempo en que promocionan este material, entran al estudio de grabación
para preparar su siguiente producción bajo la dirección de Ramiro Leija.

"La costumbre", "Se acabó" y "De vida o muerte" son algunos de los temas
que ya se eligieron para esta producción con la que celebran 20 años de vida
artística.